▷La Fábula de la Vaca

La Vaca El Sustento Familiar

Un maestro de sabiduría paseaba por un bosque con su sucesor, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió visitar el lugar.

Durante la caminata le comentó al aprendiz sobre la importancia de realizar visitas, conocer personas y el aprendizaje de estas experiencias.

Llegando al lugar constató la pobreza del sitio y los habitantes: la pareja e hijos, la casa de madera, vestidos con ropas sucias, rasgadas y sin calzado.

Entonces se aproximó al señor, aparentemente el padre de familia y le preguntó:

En este lugar no existen posibilidades de trabajo ni puntos de comercio tampoco, ¿cómo hacen usted y su familia para sobrevivir aquí?”

El señor calmadamente respondió: “amigo mío, nosotros tenemos una vaquita que nos da varios litros de leche todos los días.

Una parte del producto la vendemos o cambiamos por otros alimenticios en la ciudad y con la otra parte producimos para nuestro consumo .

El sabio agradeció la información, contempló el lugar por un momento, luego se despidió y se fue.

La Vaca Desapareció

En el medio del camino, el sabio volteó hacia su fiel discípulo y le ordenó: “Busque la vaquita, llévela al precipicio de enfrente y empújela al barranco.”

El joven espantado vio al maestro y le cuestionó sobre el hecho de que la vaquita era el medio de subsistencia de aquella familia.

Más como percibió el silencio absoluto del maestro, fue a cumplir la orden.

Así que empujó la vaquita por el precipicio y la vio morir. Aquella escena quedó grabada en la memoria de aquel joven durante algunos años.

Un día el joven agobiado por la culpa resolvió abandonar todo lo que había aprendido, regresar al lugar, pedir perdón y ayudar a la familia.

Después de la Vaca , Resiliencia

Así lo hizo, y a medida que se aproximaba al lugar veía todo bonito, con árboles floridos, muy habitado, carro en el garaje de la casa y niños.

El joven se sintió triste y desesperado imaginando que la humilde familia tuviese que vender el terreno para sobrevivir.

Al llegar al lugar fue recibido por un señor.

El joven preguntó por la familia que vivía allí hacia unos cuatro años, el señor respondió que seguían viviendo allí.

Espantado el joven entró corriendo a la casa y confirmó que era la misma familia que visitó hacía algunos años con el maestro.

Elogió el lugar y le preguntó al señor dueño de la vaquita: “¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?”

El señor entusiasmado le respondió: “Nosotros teníamos una vaquita que cayó por el precipicio y murió.

De ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar habilidades que no sabíamos que para alcanzar el éxito.”

Moraleja: Algunos factores externos obligan a salir de nuestra zona de confort, desarrollando el potencial y habilidades como la resiliencia.

Permitiéndonos siempre actuar asertivamente ante situaciones difíciles, generando mayor aprendizaje y conocimiento de nosotros mismos.😊

▷¿Cómo controlar la ira?

No Sabia Como Controlar la Ira

Hubo una vez un niño que tenía muy mal genio.

Por ello su padre decidió entregarle una caja de clavos y un consejo, cada vez que perdiera el control, clavase un clavo en la puerta de su habitación.

El primer día, el niño clavó 37 clavos en la puerta.

Con el paso del tiempo, el niño fue aprendiendo a controlar su rabia, por ende, la cantidad de clavos comenzó a disminuir.

Educar En Como Controlar La Ira

Descubrió que eras más fácil controlar su temperamento que clavar los clavos en la puerta.

Finalmente llegó el día en que el niño no perdió los estribos.

Su padre orgulloso, le sugirió que por cada día que se pudiera controlar, sacase un clavo.

Los días transcurrieron y el niño logró quitarlos todos.

Conmovido por ello, el padre, tomó a su hijo de la mano y lo llevó hasta la puerta, y con suma tranquilidad le dijo:

“Haz hecho bien, hijo mio, pero mira los hoyos, la puerta nunca volverá a ser la misma.

Cuando dices cosas con rabia, dejan una cicatriz igual que ésta. Le puedes clavar un cuchillo a un hombre y luego sacárselo.

Pero no importa cuántas veces le pidas perdón, la herida siempre seguirá ahí.

Una herida verbal es tan dañina como una física.

Recuerda que los seres queridos y amigos son joyas muy escasas, consérvalos, cuídalos, ámalos, pero no los lastimes.

Hay daños que son irreversibles y no hay perdón que los sane”.

El niño comprendió la enseñanza de su padre y jamás volvió a tener que controlar su ira.

Se dedicó a tomarse las cosas con calma y a actuar siempre con amor.

Hasta Pronto! 😊

▷Cuando El Estrés Emocional se convierte en una Carga Pesada

El Estrés Emocional

Un pobre anciano, muy cansado porque su día de trabajo había sido muy fuerte, cargaba sobre su espalda leña que acababa de cortar.

Llevaba mucho tiempo caminando y aun le quedaba un largo camino, así que decidió llamar a la Muerte y de este modo el poder descansar.

Al escuchar su llamado la muerte se presentó se presento al anciano, y mirándolo fijamente le preguntó que por qué la había llamado.

El Estrés Emocional Es La Carga Emocional

El pobre anciano, después de haber descansado algunos minutos y con pena en el rostro le dijo:

-“Quería preguntarle si usted era tan amable de ayudarme a trasladar esta carga tan pesada, era solo eso.”

La muerte perdonó al anciano pues sus ganas de vivir eran tantas que habían logrado que él se olvidara su agotamiento y dolor.

El Estrés Emocional Disminuye Cuando Aprendemos A Soltar

Cada persona tiene un motivo, un por que luchar y jamás debemos darnos por vencidos.

El estrés emocional reprimido se convierte en carga emocional

El peso de la carga emocional depende del valor atribuido por nosotros.

Enfocarnos en la solución disminuirá su peso, y ayudara liberar la carga emocional.

Ya sea aflorando nuestros sentimientos de forma natural, a través del arte o la escritura terapeutica.

También debemos aprender a aceptar lo que no podemos cambiar.

Vivir en armonía con nosotros mismos, siendo los únicos responsables para construir nuestro propio camino y hacerlo más fácil.😊