Es más fácil conseguir un cargo debidamente constituido que hacer el cargo, estos últimos son aquellos emergentes que surgen de una necesidad específica y en ocasiones no cuentan con una una inducción general y no específica del cargo debido a que no existía.

Hacer el cargo significa empezar de cero, crear y desarrollar a través de funciones, procesos y políticas de la función.

Algunas recomendaciones del proceso para tener en cuenta:

  • La creatividad, iniciativa, motivación y visión son tus grandes aliados.

  • El conocimiento, experiencia previa descrita en la hoja de vida e intuición permitirán desarrollar con liderazgo la labor.

  • Haz participe del conocimiento, experiencia e iniciativas a superiores y colaboradores.

  • Utiliza todos los recursos presentes a favor de las labores del cargo.

  • Solicita de buena manera las herramientas necesarias para desarrollar la misión al área encargada.

  • Identifica tareas y procesos que aportan valor agregado a la organización.

  • Estandariza con ayuda del área encargada procesos que permitan generar eficiencia en la labor desempeñada.

  • Diseña políticas que respalden los procesos del área.

  • Rompe barreras sensibilizando al personal haciéndolos participes del proceso, solicita con amabilidad apoyo de los implicados para que participen en el proceso.

  • Recuerda que tú haces el cargo, pero sé humilde y brinda valor a las personas o colaboradores  gracias a ellos  tu labor cobra fuerza.

  • En caso que se presenten desajustes con respecto a otros cargos, recuerda que eres el pionero y en el momento indicado podrás socializar iniciativas para mitigar la brecha.

  • Recuerda que el cargo hace parte de un presupuesto estimado con respecto al año anterior,  y el costo de los recursos se encuentran sujetos este, aprende a utilizarlos.

  • Hacer el cargo requiere ensayo, error y retos, ser tolerante y paciente “no te culpes o sientas que haz fracasado todo depende de como se desarrolle el mismo y la viabilidad frente a la labores estratégicas de la organización.

  • Recibe retroalimentación de jefes y colaboradores del proceso permitiendo conocer que es aplicable o no a la organización.

  • Con energía y dinamismo  ganarás colaboradores.

  • Recuerda la buena actitud abre puertas, se resiliente frente a los inconvenientes que se puedan presentar y brinda hasta donde la compañía se encuentre dispuesto a recibir.

  • Hacer el cargo es colocarse la camiseta y sacar pecho porque “eres el encargado de la labor”. 

    ¡Esfuérzate, gana experiencia y cosecha!

    Para consultas contáctanos ⇒ Aquí o escríbenos a la siguiente información.

    flayer

Consultor Online | Creadora y Editora | Profesional en Psicología y Coach | Especialista en Recursos Humanos con experiencia en diferentes sectores empresariales | Talleres Privados  | Visitamos en el sitio web www.cvcoachingvocacional.com contáctanos.

Advertisements